Open-Web-001-Galerias
Open-Web-002-Estudios
Open-Web-003-Danza
Open-Web-004-Performance
Open-Web-005-Musica
Open-Web-006-Arte-Urbano
Open-Web-007-Gastronomia
previous arrow
next arrow

Galería Elvira Moreno

19 junio, 2021 Galeria y Estudios 0

La exposición Tantric explosión del artista Antonio Puri (1966, Chandigarh, India) reúne una serie de pinturas realizadas en torno al término hindú Tantra. Para Puri, -quien escapa a las definiciones tradicionales, aportando una lectura personal de aquello que se dada como cerrado, – es una forma de meditación que conecta la raíz con la tierra, como fuente para curar la energía, especialmente durante el confinamiento obligatorio en estos tiempos de la pandemia que aparentemente domina nuestra cotidianeidad. Su trabajo, matérico y abstracto, se abre a varios gestos metafóricos; uno de ellos hace referencia a la liberación de las chaquiras de vidrio, – elemento común en la cultura de India y material dominante empleado por el artista, – del hilo que normalmente las une, simbolizando este último la religión que todo lo quiere controlar. Este gesto habla de un profundo deseo de libertad, de no ser controlado. La meditación y la conexión con la energía tántrica y el espíritu son la puerta que Puri abre al espectador, ofreciendo una vía hacia la sanación y por consecuencia hacia la idea de liberación espiritual.

La parte inicial de la serie, de piezas hechas con chaquiras rojas, – que simbolizan el chakra raíz, el que nos conecta con la tierra, – fue realizada durante los primeros meses de aislamiento. Tantric Explosion, nos invita a ser cómplices de la continuidad que ha tenido este trabajo. Puri trasciende este acto de disciplina diaria y sanación personal para convertirlo en un compromiso con la sanación energética universal. En esta ocasión, la meditación va más allá de la raíz e involucra al resto de los puntos energéticos, representados por los colores que la tradición hindú les asigna correspondiendo con los colores del arcoíris: rojo/raíz, naranja/ sacro, amarillo/plexo solar, verde/corazón, azul celeste/cuello, azul añil/cabeza y morado/corona. La segunda metáfora que podemos recorrer en esta serie, es la de receptáculo y vehículo de espiritualidad dirigido a la humanidad unificada por la idea de que la energía tántrica y el espíritu nos unen, son iguales en todas las personas, son inclusivos, no discriminan.

No es casualidad que Puri haya escogido el conjunto de chakras y sus colores: el arcoíris tiene varias lecturas, una de ellas la de aceptación y diversidad. La energía tántrica no discrimina de la misma forma que la enfermedad tampoco lo hace; así, el cuerpo es mortal y espiritual para todas las personas; estos dos elementos son lo que nos unen como especie, recorren el cuerpo y el espíritu para conectarlos tanto con la tierra, como con el universo.

La pintura cobra un carácter escultórico en las piezas tituladas Lengua negra, trabajadas con chaquiras, acrílico y en ocasiones laminilla de oro. La “lengua negra” sale de la pared hasta el suelo, desplegando, – como un abanico, – todas las huellas del proceso pictórico, el esqueleto que sostiene la práctica pictórica, como las vigas que impiden que una casa se derrumbe. Lo que suele representar las conexiones entre lo de arriba y lo de abajo, es ahora llevado a representar, también, las infinitas combinaciones de colores, es decir las combinaciones entre energías que éstos representan. Tantric explosion nos brinda un espacio de contemplación, introspección y meditación para la sanación universal y también la posibilidad dinámica de crear nuevas posibilidades dentro de lo que ya conocemos y tenemos dentro. Quizá en este último gesto está la explosión de una serie de colores y puntos que tradicionalmente tienen su lugar definido: Puri los libera de este “hilo”, como si de chaquiras se tratara, para abrir la puerta del juego y del cambio, retado de nuevo un orden bien definido y preestablecido.

Curadora Caridad Botella

Instagram @galeria_elviramoreno

Facebook: galeriaelviramorenoartecontemporaneo

 

Nombre del encargado del espacio: Ángela Lozano

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *